ANDALUCÍA TE QUIERO

ANDALUCÍA TE QUIERO

 

Andalucía te quiero,

Andalucía te amo,

Andalucía te adoro.

Me vistes nacer,

me vistes crecer,

me vistes reír

y me verás morir.

Hoy es un día muy feliz

porque se conmemora tu

libertad bajo la alegre

mirada de una blanca paloma,

que junto a la fuerza de Hércules

volverán a romper las cadenas de

la opresión y el yugo de la esclavitud

dibujando en el cielo una gran bandera

blanca y verde esperanza con la imagen

de nuestro padre andaluz, Blas Infante,

y bajo la atenta mirada de Cervantes

y los pintores Románticos ,

que tanto amaron esta tierra

y plasmaron sus paisajes en sus obras

de arte para deleite del mundo entero.

Para acabar gritando todos juntos al unísono

a los cuatro vientos en este día tan especial

de fiesta y celebración:

¡¡VIVA ANDALUCÍA LIBRE!! Y ¡¡VIVAN LOS ANDALUCES!!

TEXTO ESCRITO POR MARCOS ANTONIO LÓPEZ ZARAGOZA (EL ESCRITOR DE BENALMÁDENA) PARA CONMEMORAR EL DÍA DE ANDALUCÍA 28 FEBRERO 2016.Dia-andalucia-bandera-Blas-Infante_zps6582caa2

Anuncios

MATERIA PRIMA

higos                                                                     MATERIA PRIMA

Hoy aprovechando mis días de vacaciones de Semana Blanca he acompañado a mi mujer a ir de compras al famoso supermercado Mercadona a donde mi mujer suele ir de vez en cuando a comprar. Por motivos laborales no suelo ir mucho de compra y no sé muy bien elegir tan bien los productos que ella suele comprar. Por suerte ella me acompañó a ir de compras o mejor dicho la acompañé yo. El lugar estaba repleto de personas incluso extranjeros que van buscando productos baratos. Me sorprendió el pescadero que gritaba como si estuviera en el mercadillo de Arroyo de la Miel: “¡¡Pescao fresco a 1 euro, a 1 euro!! ¡¡Que se me acaba!! Me extrañó mucho el ruido que formaba y eso que me encontraba en la otra punta del establecimiento. Quizás sería para que los abuelitos, que están los pobres sordos, escucharan que hay pescado fresco a 1 euro o la señora que tiene mil cosas en la cabeza se percatara de la oferta del pescado. Fuera lo que fuere me resultó medieval y fuera de lugar ¿Qué pasaría si el pescadero estuviera ronco? Tras aquella anécdota me encontré a varios vecinos y conocidos. Uno de ellos miraba y requetemiraba la etiqueta del producto. Yo me preguntaba: “¿Qué cojones estaría mirando esta mujer?” .Personalmente, quizás por mi dejadez e ingenuidad, no suelo mirar los productos que compro o al menos no los examino tanto. Mientras continuaba la compra, como buen escritor, me fijaba en los rostros y tipos de personas que frecuentaban el supermercado: pintores, algún que otro trajeado, la rusa que va de rica, el vecino de abajo… Todo iba bien y mi mujer y yo nos dirigíamos finalmente a la caja… pero antes de enfilar la fila me acordé de comprar unos higos, que tanto me gustan y tan buenos son para el cerebro. Como decía Platón: “era la comida de los Dioses”. Sin preguntarle a mi mujer eché un par de bolsas en el carrito. Y me llevé una sorpresa: —¡Esos no los compré! ¡Ponlos en su sitio! —exclamó mi mujer. Me quedé anonado y le pregunté amablemente el por qué.—Cariño, esos higos no son de España. Son de Turquía —repuso ella. Ante mi perplejidad le respondí: —¿Es que en Andalucía no hay higueras? ¿No hay higos y brevas o es que somos tontos? Y mi mujer respondió irónicamente: —Higos, sí hay, y por cierto muchos. Cariacontecido, dejé las dos bolsas de higos y me dirigí a los frutos secos cogiendo dos sendas bolsas de cacahuetes sin mediar palabra. Felizmente miré a mi mujer y le dije: —Cariño, al menos he comprado dos paquetes de cacahuetes que tanto me gustan y son ricos en fósforo y encima son de España.Mi mujer me miraba de soslayo y sacudía la cabeza: ¡¡Deja inmediatamente eso!! —gritó malhumorada. —¡¡Qué coño pasa ahora!! —grité enfurecido—. No me vas a dejar comer lo que me gusta. Ella sin ambages me quitó el paquete y le dio la vuelta a éste: —¡¡Mira, lo ves!! ¡¡Lee!! ¿Qué pone? —inquirió enérgicamente. —Dice envasado en Valencia —respondí sin mucha convicción esperándome otra sorpresa. —¡Exacto! ¡Envasado! ¡¡Lee las letras pequeñas de abajo!! ¿Qué dice? —País de origen ¡¡¡CHINA!! ¡Malditos sean! ¡¡Es que no hay cacahuetes en España! —Sí, cariño y las pipas de girasol, la miel, los espárragos y miles de productos proceden de allí…  —Y eso que tengo buena vista. La persona que no vea muy bien no sabrá lo que compra. —Así es cariño. Esto es uno de tantos motivos del paro que hay en Andalucía. —La verdad es que sí. No tengo nada en contra de este supermercado y la verdad me parece muy bueno, además de dar muchos puestos de trabajo. ¡Pero cojones! ¡Comprad productos andaluces! Entre todos tenemos que exigir productos andaluces, que son muchos más buenos y saludables y la diferencia en precio no es tanta.  Tras la compra me marché a casa con cara de tonto. Y aprendí la lección. Espero que no te ocurra lo mismo. Consuma productos andaluces y ¡VIVA ANDALUCÍA!

Marcos Antonio López Zaragoza (el escritor de Benalmádena)