MAQUERONTE AÑO 2030 EL PRINCIPIO DEL FIN (MAKING-OF) II PARTE

Imagen

¿Por qué el año 2030?
El año 2030 no está puesto en la novela al libre albedrío, su significado es muy importante para el desarrollo de la novela. Si retomamos a la historia y hacemos unas cábalas, podremos llegar a la conclusión que en el año 30 murió Jesucristo. Aunque no es una fecha exacta debido a las diferentes que siempre hemos oído hablar que Jesucristo murió a los 33. Por lo tanto en el año 2030 se cumplen dos mil años de la muerte de Jesucristo. La fecha más importante de este milenio. Como el genial artista visionario y escritor William Blake que durante su infancia visionó imágenes religiosas de ángeles y otros pasajes bíblicos, teniendo como visión suprema la visión del rostro de Dios y cuya mujer Catherine fue testigo directo de ello, el escritor Marcos Antonio concluye que existe una especie “de inspiraciones divinas” que tu cerebro recogen del cosmos y las trasladan a tu pensamiento y corazón para luego después plasmarla en papel. No sé si habrá algún tratado científico o algo que trate de estos pensamientos. Considero que más allá del psicoanálisis y del gran trabajo realizado por Sigmund Freud, la mente humana está rodeada de “partículas celestiales o espaciales” que si sabemos escucharla y capturarla, pueden cambiar el devenir del presente o nuestra forma de entender la vida.
Maqueronte transciende la ficción                                                              Creo que todas las personas que poblaron y pueblan nuestra querida tierra tuvieron y tienen un papel en esta vida. Unos más “notables” y ejemplarizantes y otros menos “llamativos”, pero en conjunto mayormente destacados. Quizás mi misión en esta vida haya sido la de escribir esta novela. Si me preguntaran hace pocos años si yo sería escritor, mi respuesta hubiera sido ”que no”. Aunque desde siempre me ha encantado el estudio, la filosofía, literatura y he escrito mis “pinitos” en poesía. Al igual que William Blake creyó ver a Dios, la imagen de Maqueronte ha rondado esparcida en mi mente desde hace muchos años alcanzando mi más tierna infancia. Ha sido ahora, apenas dos años, cuando he ordenado el puzzle de mi rompecabezas. Maqueronte no es una simple novela, a parte de sus numerosas lecturas e interpretaciones que cada lector puede hacer de ella, es decir para todos los gustos, Maqueronte quiere servir en parte de manual y admonición de una posible y muy cercana apocalipsis si seguimos por estos derroteros. También ofrece al lector un mundo visionario lleno de obstáculos y contiendas, donde el más fuerte y poderoso acompañado de sus esbirros explota los últimos recursos de la sociedad. Maqueronte es una ciudad a la deriva fiel reflejo de los países del mundo. A pesar de los grandes avances tecnológicos, los recursos básicos escasean y hay una lucha encarnecida por el poder y dominio del mundo. Las guerras, acompañadas de las enfermedades y los cambios climáticos son el pan de cada día. ¿Habrá esperanza y solución en Maquueronte? ¿Será el Principio de la salvación de la humanidad o será el Fin de ésta?
Marcos Antonio López Zaragoza

LA NOVELA MAQUERONTE AÑO 2030 EL PRINCIPIO DEL FIN

Imagen

COMIENZOS DE MAQUERONTE                                                      (MAKING-OF)

¿Por qué surgió la idea de escribir Maqueronte? ¿Por qué este nombre?                                                                                                             La esencia de la novela Maqueronte rondaba en mi cabeza desde mi más tierna infancia, esta idea no ha sido creada sin más. Ha sido como “una inspiración divina”. Por mi cerebro rondaba un cúmulo de ideas difusas, en principio sin orden ni sentido. Gran culpa de ello fueron mis clases de religión y filosofía en el Instituto de mi pueblo de Arroyo de la Miel. Un pensamiento que no se me quitaba de la cabeza era: ¿Por qué no podía existir un mundo utópico? Un mundo en donde no existiría el mal y donde no habría cabida para tanta corrupción e injusticias. Tal como está el panorama actual, hoy es casi imposible de pensar y menos creer en ello. Con los años he llegado a la conclusión de que quizás la novela de Tomás Moro, Utopía, no tenga cabida en esta sociedad, pero sí puede hacer mucho por ella. Si conseguimos que las personas cambien o por lo menos reflexionen de la vida habremos dado un paso de gigante. La novela de Maqueronte trata de ir más allá que Utopía  pretende ser más que una emocionante novela. Es una novela con alma, con esencia y pretende servir como una especie de “manual” para el mundo, además de advertir al planeta que el camino que llevamos nos conducirá a la destrucción del planeta, a un final apocalíptico. Esta novela también es un gran homenaje a mi querido suegro, Juan, y a otros seres queridos y amigos que me han dejado. Los personajes principales de la novela están inspirados en ellos tanto psicológicamente como fisiológicamente. Para ellos también van dedicado esta novela.El nombre de Maqueronte proviene de una antigua fortaleza ubicada en la cumbre de una colina en la antigua Perea, en la actual Jordania. Se localiza en las montañas de Moab, al este del Mar Muerto y a unos veinticinco kilómetros al sudeste de la desembocadura del río Jordán. En ella tuvo lugar el encarcelamiento y la posterior ejecución de Juan el Bautista por mano de Herodes Antipas y a petición de su hijastra Salomé.En la novela, Maqueronte es una ciudad corrupta gobernada por el tirano Herodes. Esta ciudad se fundó sobre las ruinas de la antigua fortaleza de Maqueronte. Aunque algunos de los personajes mantienen semejanza con sus onomásticas bíblicas son personajes diferentes y actuales, aunque mantienen algunas similitudes.Conforme se vaya acercando la fecha de la publicación de la novela Maqueronte os iré proporcionando más información: ¿Por qué el año 2030? ¿Cuáles son sus personajes? ¿Por qué el “Principio del Fin”?…

Marcos Antonio López Zaragoza