Antonio Barba. El maestro culinario de Benalmádena

Antonio Barba. El maestro culinario de Benalmádena

 

Antonio Barba Sarmiento, este gran cocinero malagueño jefe de cocina, que actualmente engalana los platos en el insigne restaurante el Mero del grupo los mellizos ha sido ganador varias veces de la “Ruta de la tapa Saludable de Benalmádena”. Y tertuliano en algunas ocasiones en un programa gastronómico de Canal Sur televisión. No es de extrañar ya que cocina como los ángeles y es un artista culinario donde los haya. Creció y maduró escuchando las canciones de Antonio Molina y la que más le gustó de joven, aparte de “Soy minero”, fue obviamente la de “Cocinero, cocinero”.

“Cocinero, cocinero enciende bien la candela

y prepara con esmero un arroz con habichuelas”

Se formó en los mejores restaurantes de Málaga como Casa Pedro y Casa Matías este último ubicado en la famosa calle Nueva. Todavía guarda con cariño en el recuerdo ese efluvio casi divino del famoso e inigualable estofado de Casa Matías imposible de olvidar de su memoria.

Afable y sonriente es una persona que aguanta estoicamente y meritoriamente la presión del trabajo sobre todo en la época estival ante la masiva afluencia de turistas que visitan la Costa del Sol como si fuera un general romano capitaneando y supervisando con maestría a su grupo de cocineros o como si se tratara del mismísimo laureado Claudio Abbado dirigiendo a la Filarmónica de Berlín.

Este humilde y sencillo cocinero con algo más de medio siglo de vida se crio en la zona obrera de la Estación del Perro de Málaga y después en la Barriada de San Andrés. Para el maestro Antonio el secreto de sus fogones está en aprender cada día y no estancarse intentando siempre cautivar a los clientes e incluso a los más sibaritas paladares para ello no parando de jugar con una variedad cromática y aromática en sus platos, arroces, zarzuelas, pescados, gazpachuelos, sopas, tapas… tratando a toda costa de evitar la monotonía. El mejor regalo de Antonio, como bien dice el propio artista, no es lo material, sino la felicitación de sus clientes que le animan a seguir superándose cada día.

Aunque aún no posee ninguna estrella Michelin no tiene nada que envidiarle a nadie y su buen trabajo bien hecho, como artista culinario trabajando con los sabores, aromas, texturas, colores y la presentaciones de sus platos lo encuadran como un gran maestro entre los grandes chefs malagueños. Quien quiera comprobar su cocina insitu no hace falta que crea estas palabras al pie de la letra sino que os invito a que degustéis con vuestro propio paladar y juzguéis por sí solos si es verdad lo que escribo visitando para ello el magnífico restaurante el Mero los Mellizos. Como decía Cervantes: “Al bien hacer jamás le falta premio” y aunque esto no es un título es un reconocimiento a este gran cocinero. ¡Alabado seas, maestro!

           

 Texto escrito por Marcos Antonio López Zaragoza, (el escritor de Benalmádena).

                                                   6 febrero 2018, Benalmádena

Anuncios

ANTONIO MONTIEL “PINTOR DEL ALMA”

 

ANTONIO MONTIEL “PINTOR DEL ALMA”

 

Como decía Cervantes “la pluma es la lengua del alma” y en este caso excepcional el pincel del gran artista Antonio Montiel es el reflejo de su alma y de la que pinta. Como bien dice su biógrafa María Jesús Pérez Ortiz: «Él es un retratista que intenta reflejar en los rostros la interioridad, el alma, la personalidad de la persona que retrata… Calca al personaje y viendo su rostro, estás viendo su alma». He tenido la suerte de conocer en persona a este gran artista malagueño y aunque me encanta desde pequeño la pintura no se me da también como la escritura, así que voy a intentar expresar y describir lo que siento con palabras. Antonio Montiel es una grandísima persona más allá de la de ser artista aunque parezca mentira. Al igual que los grandes poetas, como por ejemplo Miguel Hernández, Federico García Lorca o el mismísimo Walt Whitman, es un artista que raya la sensibilidad, la libertad, la naturaleza y el respeto a los demás donde destacan el amor por su pueblo y sobre todo su humildad y sencillez como persona lo que lo hacen ser a mi juicio un genio y figura.

Un ejemplo a seguir para todo tipo de artistas que aman y creen en lo que hacen. Un genio que no fue profeta en su tierra y comenzó regalando sus cuadros aunque ya con diecinueve años había retratado al mismísimo Rey Juan Carlos I. Hasta que con mucha constancia, perseverancia y esfuerzo e ilusión se fue abriendo camino artístico en la vida que le tocó vivir.

No voy a mencionar sus reconocimientos y premios porque son numerosísimos y dilatarían este humilde homenaje, aunque sí voy a mencionar algunos de sus insignes retratos que pervivirán por los siglos venideros como el de su musa, Marisol, el de S.M. el rey D. Juan Carlos I y el de S. M. el rey Felipe VI, su Majestad la reina Dña. Sofía, la Duquesa de Alba o la mismísima reina de Inglaterra Isabel II entre otros.

Antonio Montiel es un personaje que me recuerda a mi amigo don José Javier Rodríguez Alcaide, Hijo predilecto de Baena e Hijo adoptivo de Córdoba. Una eminencia en el campo de la educación, la economía y las letras y en su albores de la política, que al igual que él, poseen una sencillez y humildad natural y normal, que no tienen un ego subido y que pueden conversar con naturalidad con cualquier persona de cualquier clase social dándole aún más valor y reconocimiento a su grandeza como persona.

Estoy seguro que si Antonio Montiel, “Malagueño del Siglo XXI”, hubiera nacido en otra época hubiera pintado la Capilla Sixtina, retratado al Duque de Alba, al rey Enrique VIII de Inglaterra, a los Reyes Católicos, Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla o al mismísimo presidente de los Estados Unidos de América George Washington. Y que si Dios tuviera que elegir a algún mortal para retratarlo en el Reino de los Cielos seguro que elegiría a nuestro “pintor del alma”.

Tenemos la suerte de disfrutar de este grandísimo artista antequerano, orgullo malagueño y andaluz. Un artista universal con alma picasiana que pervivirá per semper en el corazón de nuestra querida Málaga.

Texto dedicado a Antonio Montiel escrito por Marcos Antonio López Zaragoza “el escritor de Benalmádena”.  29 de diciembre de 2017. Benalmádena.