RESEÑA DE LA NOVELA LOS BESOS COMPRADOS DEL ESCRITOR RAFAEL VELÁZQUEZ

LOS BESOS COMPRADOS

Rafael Velázquez Cabello

La última novela que he leído se titula Los Besos Comprados del escritor Rafael Velázquez Cabello. Ya desde el principio, en sus primeras páginas, el autor nos advierte a quien va dirigida su novela: “Dedicado a todas las personas que no se resignan a fracasar”.El joven autor nos presenta una novela intrigante de principio a fin, una novela de amor y desamor. Jorge,nuestro protagonista, es un personaje producto de la corrupción social al que de un plumazo, como el del corte de una guadaña, se lo llevan todo por delante: su casa, sus ilusiones, su trabajo y sobre todo su novia, motor de su vida… abocado para el suicidio encuentra un atisbo de esperanza, eso sí, vendiendo su cuerpo al diablo encarnado en Marga, aunque no su alma que divaga en una constante pelea consigo mismo.Como dice el escritor emboca de Jorge, nuestro protagonista: “el dinero puede comprar mi cuerpo, pero jamás podrá pagar mis impulsos y emociones”. Éste desde el principio critica los desahucios, el paro, muertes, injusticias… Jorge abocado al fracaso encuentra en el mar un bálsamo para al menos cerrar un poco sus heridas por fuera y consolar su alma por dentro. A orillas del mar se echa como amigo al sol y su refugio pasa a ser una vieja cabaña abandonada. Allí empieza un viaje iniciático rodeado de opulencia y sexo guiado por la mano de Marga sabedora del diamante en bruto que ha obtenido. En ese momento Marga pasa a ser su “ángel de la guarda”. Parece irónico que nadie le haya ayudado para saldar los malditos cuatro mil euros y evitar el desahucio y tenga que ser gracias a la ayuda de una mujer desconocida y dedicada al mundo de los negocios oscuros, que lo encuentra por casualidad, la que lo saque del mismísimo infierno.Durante este viaje por el purgatorio Jorge se da cuenta aún más de las injusticias de la sociedad. Por un lado ve mucha riqueza en una minoría y por otro lado muchísima pobreza.Las grandes sumas de dinero no le reconfortan, ni tan siquiera le presta la más mínima atención. Su vacío interior no es capaz de llenarlo por mucho dinero fácil que gane. Pero a pesar de su nueva vida de gigoló, Jorge es un personaje especial, un héroe que me recuerda a la clásica Arcadia de Virgilio repleta de poetas bajo los aparentes atuendos de pastores que cantan al amor, a la naturaleza que le rodean, a la vida y saben filosofar. Unos poetas muy cultos al igual que Jorge, que bajo su aspecto sensual y a veces dulce a simple vista, hay una persona sumamente inteligente y bondadosa que es capaz de partirse la cara por una mujer maltratada, a pesar de poder perderlo todo de un plumazo o ayudar económicamente y moralmente a una prostituta en los albores de su ardua profesión advirtiéndola que lo deje y rehaga una nueva vida llena de ilusión y esperanza o la vez cuando unos zagales le roba la cartera, Rafael decide no llamar a la policía, a pesar que le quema la sangre en esos momentos y se interesa en averiguar el por qué de la acción. Y al final, en lugar de denunciarles, les ayuda a su madre que está en paro dándole un trabajo.Un viaje lleno de sexo comprado, aventuras e intriga, donde nada es lo que parece y en donde el dinero y la opulencia forman parte de la nueva vida de Jorge. Durante su trayecto sin rumbo fijo se dará cuenta, aún más si cabe, de las injusticias. Conocerá a gente humilde y muy pobre como el grupo de hippies que lo acogen como uno más de la familia.  Aquí el escritor se dará cuenta que muchas veces los más desfavorecidos son más generosos que los de clase pudiente. La novela Besos Comprados, aunque su temática es totalmente diferente a la novela de Maqueronte año 2030, el autor a través del personaje Jorge, se niega al fracaso al igual que Juan en Maqueronte, que se niega a ser desahuciado. Eso sí,  Jorge en menor medida intenta ayudar a los demás para que al menos no le ocurra lo mismo que a él. De hecho es capaz de codearse con la misma presidenta del país que recibe el consejo de Jorge que le enseña de primera mano lo que sufre el pueblo, aunque la verdad sea dicha, ya bastante tiene con su lucha interna. Y sin embargo, todavía es capaz de darle clases de historia: “Un pueblo que no recuerda su pasado, está condenado a no tener futuro”.Otro tema candente que subyace en esta intrigante novela son los niños robados. Aquí el escritor critica sin pelos en la lengua cómo se ha llevado el procedimiento sobre este peliagudo tema de hace ya varias décadas, señalando el sinfín de casos archivados por diferentes motivos: ya sea desidia, falta de pruebas, los mismos factores socio-económicos u otros intereses. El escritor Rafael Velázquez, a través de una profunda documentación y basada en la experiencia fehaciente de primera mano, nos demuestra que es posible, si de verdad quisieran las personas competentes, de resolver si no en su totalidad, sí en una gran mayoría de casos.Otro asunto muy importante que se vislumbra bajo las páginas de la novela es la “fuga de cerebros” que se une al “patético sistema educativo que cada vez pone trabas más pesadas… lo que hacen que tengan que irse fuera del país”. Igualito que el sistema educativo inglés en el que los alumnos reciben becas para poder terminar sus estudios, eso sí, para después devolver poco a poco ese dinero cuando consigan su trabajo, que a su vez fomenta y obliga a que esos jóvenes triunfen y que esa inversión vuelva a retornar a las arcas del estado para ayudar a otros estudiantes  asegurándose de esa forma el futuro del país, cosa que no sucede en España y por desgracia nuestros genios se ven obligados a irse.Por último, recomiendo encarecidamente la lectura pausada de la novela Los Besos Comprados escrita con pasión por el escritor Rafael Velázquez, un escritor andaluz de apellido célebre, orgulloso de su origen sevillano y enamorado de su Costa del Sol.Un escritor con alma, en donde sus versos en forma de prosa no son comprados y como bien dice en su portada: “En ocasiones no podemos elegir nuestros zapatos, pero siempre podemos elegir nuestros pasos”. “Zapatos” que me recuerdan a la película La quimera del oro en donde el hambre y la injusticia hacen ver al espectador que no es oro todo lo que reluce.  Y en donde aparece una escena magistral e inclasificable como la del pobre Charles Chaplin, Chalot, comiéndose unos zapatos en Acción de Gracias como si fuera un manjar sibarita, unos cordones que les parecen unos exquisitos espaguetis, hasta finalizar su festín rebañando los clavos como si fuesen unos huesos… pero para más inri Chalot divide y comparte con humildad la bota: el cuero para su amigo Big Jim, la suela y los clavos para él mismo. Asunto que en otra época nos hubiera provocado jocosidad, pero que en la actual, como la que vive Jorge no nos harían ni pizca de gracia, sobre todo a personas que buscan un camino como Jorge.Una novela que me ha hecho recordar mi etapa universitaria, concretamente me ha venido a la memoria una escritora estadounidense conocida como poeta llamada Sylvia Plath, nacida en Boston el 27 de octubre de 1932 , aunque también es autora de obras en prosa, como una novela semi-autobiográfica, The Bell Jar  (La campana de cristal). En esta novela al igual que en Los Besos Compartidos nos regalan al unísono un roman à clef  y en donde ambos protagonistas acaban prácticamente, casi en el desenlace en el mar, elemento purificador del alma. El agua, símbolo de la vida y la muerte, que al igual que la luna fueron también muy importantes en el universo lorquiano que giró, sobre todo en obsesiones que lo mantuvieron en vilo durante toda su vida como: el amor, deseo, vida y muerte o la luna símbolo de muerte o erotismo.Os recomiendo encarecidamente esta novela irresistible, que al igual que su personaje Jorge, encandila a hombres y mujeres. Y que bajo su impresionante fachada esconde un diamante en bruto. ¿Volverá Jorge con su amada, Alba, nombre que simboliza la iluminación, el conocimiento, el despertar a la vida?     Concluyo esta reseña con una célebre frase de unos de los escritores favoritos de Rafael Velázquez: “La impunidad vuelve valientes a los cobardes y osados a los pusilánimes, y el día en que cobardes y pusilánimes alcanzan el poder sus sucias babas lo aniquilan todo”. (Alberto Vázquez Figueroa).

TEXTO ESCRITO POR MARCOS ANTONIO LÓPEZ ZARAGOZA (EL ESCRITOR DE BENALMÁDENA).

27 DE SEPTIEMBRE DE 2014

BENALMÁDENA

http://www.amazon.es/Los-besos-comprados-Rafael-Velazquez-ebook/dp/B00N9EVBU2/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1411640786&sr=8-1&keywords=los+besos+comprados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s