DAVID CONTRA GOLIAT (Eólica Campillos Readmisión)

Imagen

DAVID CONTRA GOLIAT                                                                                                                      (Eólica Campillos Readmisión)

 

Por desgracia todavía en el 2014 vivimos en un mundo injusto donde sólo vale la ley del más fuerte. ¿Qué van a hacer catorce insignificantes trabajadores si los despedimos? Si hoy en día se despiden cientos de trabajadores como si fueran moscas, qué nos van a causar unos pocos pobres, quizás eso pensaría algunos de los directivos de Gamesa, a lo mejor sentado en un cómodo sillón y fumándose un habano, mientras el 4 de marzo se despedían injustamente a catorce excelente trabajadores.  No os voy a hacer una apología política, ni voy a entrar en profundidad en los detalles de por qué los han despedido. Aunque por lo que he podido presenciar in situ, motivos suficientes los hay. Y os animo a todos que visitéis su página en Facebook Eólica Campillos Readmisión  y os informéis. No me gusta la violencia, pero lo que sí os puedo asegurar por experiencia propia en mi etapa universitaria es que si no nos movilizamos y estamos encerrados en casa, no conseguiremos nada. Sin embargo, la fe mueve montañas y a veces David vence a Goliat. Y lo que está claro es que estas personas que buscan justicia morirán con las botas puestas. Lo que si os digo de corazón es que si pudiera cambiarles el número, los llamaría los Doce Magníficos. Hay que tenerlos bien puestos para formar tanto ruido y reivindicar sus derechos de forma pacífica y para más inri soportando unas inclemencias pésimas, de hecho no se le permite poner una tienda de campaña en condiciones y tienen que dormir al raso alrededor de ratas del tamaño de un gato. Gracias a las Redes Sociales se pueden denunciar todo tipo de injusticias, espero que nos dejen expresarnos libremente y no volvamos a las andadas como en algunos países del mundo. Creo que como escritor y como persona debemos ser más activistas y seguir el ejemplo de Nelson Mandela. Quizás algún día nuestro mundo será un poco mejor. Estos trabajadores han sido injustamente despedidos por reivindicar hace unos dos años sus derechos de manera pacífica, cuando ya no le pudieron sacar más sangre y se rebelaron, se deshicieron de ellos poco a poco, primeramente, le cortaron la cabeza a algunos de sus delegados, más adelante, tras unas jornadas de protesta en forma de apoyo y solidaridad a los despedidos, una demanda ante la inspección de trabajo les dio la razón y consiguieron cambiar el injusto convenio, firmado en junio en Cádiz. Así que en 2013 estuvieron tranquilos  en sus respectivos puestos de trabajo con sus correspondientes horas legales. Pero los trabajadores no sabían que la venganza se servía en plato frío y el nuevo plan de Gamesa, supuestamente, como se dice hasta que no lo dictamine la ley, fue buscarse un nuevo testaferro, en este caso le tocó a la subcontrata portuguesa EFACEC, que en la carta de despido de estos catorce valientes argumentó, crónica de una muerte anunciada, “que la plantilla estaba sobredimensionada”. Todo, como se puede observar supuestamente, una sarta de mentiras controladas, como si fuera un brujo manejando su bola de cristal. Se le ofrecieron el doble del finiquito al que le pertenecían, con la obligación, en ese caso, de callar como curas y hocicar el morro, pero a estos valientes no le valen las limosnas y no se dejan comprar por dinero como muchos. Ellos lo que reivindican son sus puestos de trabajos en sus  torres eólicas que han visto nacer desde su nacimiento, al igual que Don Quijote no podía concebirse sin sus molinos de viento, ellos no pueden vivir sin sus hijos. Desde mi modesta palabra y sin ser célebre, les deseo la mayor suerte del mundo a estos trabajadores y espero que mis sinceras palabras hayan puesto su granito de arena para conseguir su sueño, que no es otro que hacer justicia.  Espero que el 15 de julio se haga justicia de verdad y que se establezca un precedente, no solo para ellos sino para todos los trabajadores que se hayan visto con el mismo problema.                      ¡SUERTE A TODOS!

Autor: Marcos Antonio López Zaragoza. (El escritor de Benalmádena).

31 de mayo 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s